Orquesta de Instrumentos  Reciclados Cateura

Orquesta de Instrumentos Reciclados Cateura

La Orquesta de Instrumentos Reciclados Cateura (Cateura, 2006) es una orquesta juvenil que está transformando vidas, y es única en su género en el uso ingenioso de recursos locales modestos, y motivo de orgullo y esperanza para la comunidad local. Cateura es una localidad situada a seis kilómetros al oeste de Asunción, que está construida en la cima de un vertedero donde a diario se desechan más de 1,5 de toneladas de basura. La mayoría de familias de Cateura, incluyendo a niños, trabaja reciclando desperdicios para poder subsistir. Es en este difícil contexto donde Favio Chávez, un antiguo profesor de música que ejercía de ingeniero medioambiental, empezó a dar clases de música a los niños.

            Al principio, los músicos en ciernes tocaban los instrumentos de Chávez. A medida que el número de alumnos fue en aumento, hubo necesidad de adquirir más instrumentos; sin embargo, no los podían comprar por no disponer de fondos. Entonces Chávez, con la ayuda y la genialidad de miembros de la comunidad, buscó y halló materiales de desecho que convirtieron en toda clase de instrumentos musicales: los tapones de botella pasaron a ser las llaves del saxofón; pipas galvanizadas se convirtieron en flautas, y latas viejas en cajas de resonancia. Hoy día los 30 adolescentes que componen la Orquesta de Instrumentos Reciclados Cateura tienen el orgullo de tocar con sus bonitos violonchelos, clarinetes o trombones- o cualquier otro instrumento con el que pudiera contar una orquesta de calidad  - música de Mozart, latinoamericana o de los Beatles.

            La orquesta ofrece de media una actuación a la semana en Paraguay y toca también en conciertos regionales y en festivales internacionales. En la actualidad, más de 120 niños asisten a las clases de música gratuitas y aspiran a formar parte de la orquesta, y muchos miembros de la comunidad están involucrados en las actividades relacionadas con la orquesta.

            Se honra a la Orquesta de Instrumentos Reciclados Cateura por llevar la música y la alegría a muchas personas; por colaborar de modo innovador y comunal en el uso de recursos disponibles con el fin de crear posibilidades y poder trascender sus circunstancias adversas; por generar autoestima, orgullo comunitario y cohesión social a través de la expresión musical; y por demostrar que la cultura es una necesidad humana y que la pobreza material no supone necesariamente un obstáculo para disponer de una vida rica en cultura.